Firman Plan de Ordenamiento Territorial Urbano.

0

CD. RIO BRAVO, TAMAULIPAS.- Según las proyecciones del Consejo Nacional de Población, se prevé que en Tamaulipas alcanzará en el año 2030 un volumen de más de 4 millones de personas y las zonas fronterizas como Río Bravo y Reynosa demandarán mejores niveles de bienestar para su población.

Este cambio demográfico requiere garantizar a futuro la demanda de servicios urbanos y que entre otros retos, busca mejorar los estándares de bienestar de los ciudadanos de estos dos municipios.

Por tal motivo, el alcalde de Río Bravo, Juan Diego Guajardo Anzaldúa,  y la  alcaldesa de Reynosa, Maki Ortíz firmaron este día el Plan de Ordenamiento Territorial y Urbano con el que se concreta que ambos municipios se integran en  una zona metropolitana en la que se impulsará su desarrollo.

Guajardo Anzaldúa dijo que con la firma de este proyecto se consolida  el desarrollo territorial de Río Bravo y Reynosa, alineados a los objetivos de la Ley Federal de Asentamientos Humanos que rige en el País, “Hoy iniciamos una planeación ordenada para nuestro municipio, una planeación,  pensada de acuerdo a la vocación de nuestro municipio, pensada de acuerdo a las costumbres de nuestra gente”, dijo el Alcalde.

El plan  fija las normas básicas para la gestión a futuro del uso y destino de los espacios territoriales de ambos municipios en los que se adecuarán reglamentos municipales como el de Construcción, Imagen Urbana,  Protección Civil, Desarrollo Urbano, Movilidad y Atlas de Riesgo, entre otros temas, “Como presidente municipal, me corresponde dar cumplimiento a la nueva agenda mundial   en   materia de desarrollo urbano, por lo que estamos trabajando en la actualización del plan de ordenamiento territorial”, agregó.

El plan define que, en el  ámbito de sus respectivas responsabilidades, ambos municipios desarrollen un proyecto de crecimiento ordenado hacia una zona metropolitana que debe soportar el aumento progresivo de servicios, movilidad urbana y vivienda, entre otros.

Guajardo Anzaldúa señaló que para Río Bravo, la firma del plan representa un cambio en la forma de crecer, planear proyectos a largo plazo, y alinear reglamentos municipales con nuestro municipio hermano de Reynosa, “Participemos juntos,   sociedad y gobierno para lograr  la nueva visión de nuestra ciudad”, afirmó el Alcalde en su discurso.

Para Río Bravo, comentó,  el plan representa grandes ventajas ya que se podrá conocer el valor efectivo del suelo y las tendencias de crecimiento, “Con este nivel de planeación se inhibirá la expansión urbana desordenada y la aparición de nuevos asentamientos irregulares”.

El Alcalde afirmó que la integración de la información del desarrollo urbano, ambiental y económico a nivel regional  permitirá una atracción de inversiones adecuadas de acuerdo a los recursos naturales de la región, lo que producirá más y mejores empleos. “Hagamos de esta región, una región pensada en la gente, con una mejor calidad de vida,  y que juntos potencialicemos nuestro desarrollo económico”, expresó Guajardo Anzaldúa.