Marinos torturan y dejan malherido a un hombre.

0

NUEVO LAREDO, Tam., 5 de noviembre. — Un hombre que se dedica a limpiar parabrisas, fue secuestrado y torturado por elementos de la Secretaria de Marina-Armada e México; la persona presenta fracturas de ambas piernas y del brazo izquierdo, además de estar poli contundido.
Paramédicos alertados por automovilistas, que observaron cuando los Marinos tiraron desde una de las patrullas al hombre, auxiliaron a Ivan Alejandro Hernandez Hernandez, de 35 años, quien vive en la colonia San Rafael.
El afectado recibe atención medica en el Hospital General de Nuevo Laredo, a donde fue trasladado ante la gravedad de las lesiones y fracturas, ocasionadas por la brutal golpiza de que fue objeto por el personal de la Marina.
Ivan Alejandro, se encontraba a las 22:30 horas del viernes en el crucero de la avenida Cesar Lopez de Lara y la calle Venezuela. Ahí junto a otras personas, se gana la vida limpiando parabrisas.
De pronto, mientras Ivan Alejandro esperaba poder ganarse unas monedas, sus amigos “El Mosco” y La Zanahoria” –que se dedican a hacer malabares- empezaron a correr, al detenerse en el lugar dos patrullas de la Secretaria de Marina.
“Yo me quede, no estaba cometiendo ningún delito, yo solo trataba como todos los días, ganarme unas monedas para llevar algo de comer a mi casa”, narro Ivan Alejandro.
Sin embargo, los Marinos arremetieron en contra del hombre, a quien, con lujo de violencia, lo subieron en la parte trasera de una de las patrullas de la SEMAR, donde empezaron a golpearlo con manos y pies.
“Me decían que me iban a matar, querían que les dijera a donde se habían ido los dos chavos que hacen malabares, pero a ellos solo los conozco por sus apodos, de la calle solo me llevaron a la parte trasera del McDonald’s, donde empezaron a torturarme”, dijo Ivan Alejandro.
Narro como con un bate de madera, lo estuvieron golpeando con saña inaudita durante más de una hora, mientras le preguntaban por cosas que él desconocía y amenazaban con asesinarlo.
Hasta la 1 de la mañana del sábado, los Marinos lo estuvieron torturando y al no poder hacer que “confesara” algún delito grave, lo fueron a tirar en Prolongación Guerrero y calle Medianera en la colonia Residencia Longoria.
Automovilistas que circulaban por la exclusiva colonia, ubicada al sur de esta ciudad, observaron a los Marinos cuando dejaban caer al pavimento y uno de ellos detuvo su marcha y pidió ayuda a C-4, para se enviara a los paramédicos.
Ivan Alejandro además de estar poli contundido, es decir presentar golpes y hematomas en diversas partes del cuerpo, así como en la cabeza, sufrió la fractura de ambas piernas y el brazo izquierdo.
De estos hechos, la Procuraduría General de Justicia a través de la Agencia del Ministerio Público de Procedimiento Penal Acusatorio adscrita a la Unidad General de Investigación en turno, inicio una carpeta de investigación, al ser reportado el ingreso de la persona torturada por los Marinos al Hospital General.