PROTECCION CIVIL MONITOREA CRECIENTES DEL RIO SAN JUAN Y DEL ARROYO SAN ANTONIO.

0

A raíz de que las lluvias registradas en el estado de Nuevo León, aumentaron considerablemente los niveles del río San Juan y el arroyo San Antonio, la alcaldesa Profra. Rosa Icela Corro Acosta, instruyó a la Dirección de Protección Civil y Bomberos y a la Secretaría de Desarrollo Rural, a monitorear en forma permanente esos afluentes con el apoyo de los delegados de las comunidades rurales del sur del municipio, a fin de garantizar la seguridad de las familias de ese importante sector del municipio.

Desde la tarde del jueves se notificó sobre la creciente que registrarían ambos afluentes por las copiosas lluvias en el estado de Nuevo León, a fin de proteger el patrimonio de las familias que viven en comunidades cercanas a ambos cauces.

El director de Protección Civil y Bomberos, Javier Colín González, realizó un recorrido por la zona junto con elementos a su cargo, con el propósito de garantizar la seguridad y tranquilidad de las familias.

“La alcaldesa nos instruyó para mantener un monitoreo permanente tanto del río como del arroyo, nos estamos apoyando con la red de delegados y con la Secretaría de Desarrollo Rural”, expresó el funcionario municipal.

Informó que a la altura del poblado Arcabuz, el río san Juan aumentó su nivel un metro aproximadamente, ya que la creciente registraba hasta 580 metros cúbicos por segundo.

El arroyo San Antonio, ubicado cerca del poblado Los Treviño, se salió de su cauce y rebasó el puente de la carretera interestatal; sin embargo, todavía era posible la circulación por esa zona.

Se espera que este sábado disminuyan los niveles en ambos afluentes, los cuales aportarán una gran cantidad de agua a la presa Marte R. Gómez, que registra niveles de almacenamiento críticos por la ausencia de lluvias en esta región.